Las recientes subidas de la inflación —hasta niveles que no se veían hace décadas— han afectado negativamente a los rendimientos de la mayoría de las clases de activos. Las subidas de tipos se han situado entre las más pronunciadas desde hace muchas décadas. En el entorno actual, a medida que avanzamos aún más en un ajuste decidido de los bancos centrales, es posible que asistamos a un enfriamiento considerable en las economías mundiales. Dado que los rendimientos se sitúan en niveles no vistos desde hace 10 años y los riesgos de desaceleración macroeconómica en el horizonte, este momento podría ser un punto de entrada muy atractivo para la deuda soberana global.

¿POR QUÉ INVERTIR EN DEUDA PÚBLICA DE LARGA DURACIÓN EN ESTE MERCADO?

En previsión de un entorno desinflacionario con una ralentización del crecimiento (o incluso negativo), la deuda pública puede ofrecer una exposición concentrada al alza en entornos macroeconómicos menos favorables para la mayoría de clases de activos. Las desaceleraciones económicas suelen ir acompañadas de una caída y un aplanamiento de la curva de rendimientos, mientras que la renta variable y la deuda corporativa sufren: históricamente, la deuda soberana es la cobertura más eficaz frente a las recesiones.

Dado que los actores del mercado ya no están acostumbrados a estos niveles de inflación y de tipos de interés actuales, hemos asistido a una importante oleada de ventas en los mercados de bonos. La incertidumbre que muchos inversores sintieron al entrar en 2022 en torno a la recuperación posterior a la COVID y los riesgos inflacionistas se ha visto agravada por la guerra de Ucrania, lo que ha provocado una mayor inquietud en algunas partes del mercado.

Los rendimientos de la deuda soberana subieron con fuerza tras la reciente oleada de ventas. Aunque sea muy doloroso para los inversores actuales, este reajuste del mercado de bonos ha restablecido las valoraciones a niveles que, en nuestra opinión, hacen de esta clase de activos sea atractiva por derecho propio, especialmente en una desaceleración económica.

YTM - Índice JP Morgan GBI Global – enero de 2012 a junio de 2022

SovereignBondYield.png
Fuente: Bloomberg©, a 21/06/2022.

 

¿CÓMO PUEDEN BENEFICIARSE LOS INVERSORES DE UNA CARTERA DE RENTA FIJA GESTIONADA DE FORMA ACTIVA?

Los vehículos que replican índices pueden parecer una estrategia simple y de bajo coste para añadir exposición a la renta fija. Sin embargo, creemos que puede ser una oportunidad perdida para desbloquear el potencial que ofrece esta clase de activos. El fondo Candriam Bonds Global Government toma decisiones activas para explotar múltiples fuentes de alfa no correlacionadas allá donde creamos que existen.

  • Duración: Las curvas de rendimientos no solo suben y bajan, sino que también pueden inclinarse, aplanarse o torcerse. Muchos inversores se enfrentan a restricciones que les prohíben desviarse significativamente de una duración determinada en sus carteras, lo que puede llevar a que algunos puntos de la curva estén infravalorados en comparación con otros. Nosotros los buscamos y tratamos de posicionar el fondo en los vencimientos más atractivos. Nuestro enfoque flexible permite la duración activa en un rango de -3 a +3 frente al índice de referencia.
  • Valor relativo y ESG: Dado que los bonos del Tesoro de EE. UU. ya no son capaces de refinanciar la deuda que vence a tipos cada vez más bajos, la dinámica específica de los emisores vuelve a ocupar el primer plano. En los índices de bonos, los emisores están ponderados por la cantidad total que deben a los prestatarios, lo que puede sesgarlos intrínsecamente hacia los países con perfiles de deuda menos sostenibles. En particular, creemos que los factores ESG son, además de otras variables financieras y económicas tradicionales, un factor determinante clave en la solvencia de un país. Nuestro marco propio de sostenibilidad soberana se basa en el análisis de cuatro formas de capital: Capital natural, capital humano, capital social y capital económico.
  • Divisas: Las economías no suelen moverse desconectadas en los ciclos monetarios y de crecimiento. Los tipos de cambio pueden verse afectados, ya que algunos bancos centrales actúan con mayor decisión que otros. Nosotros buscamos identificar qué divisas y curvas de rendimientos son las más interesantes. A diferencia de un fondo indexado, no estamos limitados por las ponderaciones de divisas en el índice de referencia y podemos utilizar coberturas de derivados para expresar nuestras convicciones.