29 AGO.

2018

Asset Allocation , Team Asset Allocation

Toma de beneficios en los activos estadounidenses

Aumento de la exposición en la eurozona y los mercados emergentes

A principios de junio, Candriam sobreponderó su exposición en acciones estadounidenses. Desde entonces, los mercados bursátiles mundiales han registrado una importante divergencia en el rendimiento entre las acciones estadounidenses y el resto del mundo, que culminó en unos niveles sin precedentes en las acciones de EE.UU. El incremento en los activos de EE.UU. se basa en la fortaleza del dólar estadounidense. Creemos que los impulsores de la solidez del USD están ahora descontados en mercado: esto nos motivó a tomarparcialmente beneficios  de nuestra sobreponderación en acciones estadounidenses y a utilizar los mismos para aumentar tácticamente nuestro posicionamiento en mercados emergentes y acciones de la eurozona.

Un buen momento para la toma de beneficios de nuestra sobrexposición en acciones americanas. El crecimiento del PIB de EE.UU. debería mantenerse en torno al 3% este año y el siguiente y, por consiguiente, claramente por encima de su tasa potencial. Esto ha dado lugar a un mercado laboral al rojo vivo en el que las tensiones salariales están apareciendo gradualmente. Además de esto, el estímulo fiscal introducido este año debería continuar hasta bien entrado el 2019. Como resultado, los beneficios empresariales están aumentando considerablemente, empujando a las acciones estadounidenses hacia niveles sin precedentes.

Los impulsores de la fortaleza del dólar estadounidense están ahora en precio. Dada la sólida economía estadounidense, Jay Powell persigue la «suave normalización» iniciada por su predecesora Janet Yellen en la Reserva Federal a finales de 2015. Además, los riesgos para la economía mundial fuera de Estados Unidos, liderados por crisis específicas de países en mercados emergentes (Turquía, Venezuela, Argentina, etc.) e incertidumbres europeas (presupuesto italiano, Brexit, etc.) han reforzado aún más el valor del dólar estadounidense. Un tercer factor en la fortaleza del dólar estadounidense durante los trimestres anteriores ha sido la agresiva retórica comercial, que ha causado una depreciación del 10% en el yuan chino. A nuestro entender, la debilidad del yuan ha compensado con creces el impacto de los aranceles iniciales y, por tanto, cumple con los objetivos de la política china y, en comparación con 2015, no constituye una señal de advertencia.

La debilidad de los precios en los mercados emergentes parece exagerada. El proteccionismo comercial constituye principalmente un riesgo importante para los mercados fuera de Estados Unidos, ya que sus ingresos se ven más impulsados por las exportaciones. Es probable que una reducción del conflicto comercial haga que la eurozona y los mercados emergentes recuperen parte del terreno perdido en los meses previos. A los niveles actuales, el riesgo de un conflicto comercial ha sido, en nuestra opinión, puesto en precio. Además, los inversores están  infrainvertidos en acciones de mercados emergentes a nivel mundial, las salidas se han estabilizado recientemente y los mercados emergentes se están beneficiando en gran medida de la estabilización del USD.

El impulso económico en la eurozona está repuntando por primera vez en 2018. Como el crecimiento en 2017 sorprendió al alza, las expectativas de consenso se ajustaron bruscamente a la baja durante la primera mitad de 2018. Candriam espera que las noticias económicas fluyan en la región para reactivarse durante la segunda mitad del año, lo que dará lugar al apoyo del euro. Indicadores recientes, como los PMI compuestos y el índice IFO alemán para el mes de agosto, muestran que, más allá de los temores de la guerra comercial y las incertidumbres políticas, la solidez de la actividad económica permanece intacta.