27 JUL.

2020

Asignación de activos , Nadège Dufossé , Temas

¿Qué grado de certeza podemos tener sobre la trayectoria del mercado en el segundo semestre de 2020?

En el primer semestre de 2020, la pandemia del COVID bloqueó la economía global con la rapidez y la imprevisibilidad del más aterrador de los “cisnes negros”. Aunque los gobiernos de todo el mundo tenían una idea bastante aproximada de lo que se podía esperar en caso de una pandemia global, muy pocos gobiernos estaban verdaderamente preparados o cualificados para adoptar las difíciles decisiones que esta crisis requería. 

Lo que resultaba particularmente difícil de prever fue la magnitud y el efecto económico de los estrictos cierres que se tuvieron que aplicar en todos los principales mercados para contrarrestar la poco conocida pero letal enfermedad. Solo una década después de la crisis financiera global, los bancos centrales y los gobiernos adoptaron medidas de estímulo económico sin precedentes, a medida que la creación de riqueza quedaba relegada al segundo lugar por detrás de la preocupación por la salud y el bienestar futuros de la raza humana. 

No obstante, no creemos que vayamos a ver otro cisne negro este año. Del mismo modo, tomando en consideración las diversas incertidumbres epidemiológicas que tenemos por delante, no creemos que los mercados se vayan a comportar con la previsibilidad de un cisne blanco. En junio observamos un fuerte repunte de la actividad económica a medida que los países de Asia y Europa empezaban a emerger con precaución de sus confinamientos. A medida que la pandemia avance,  nuestro objetivo es ser tácticos y permanecer alerta, flexibles y capaces de responder a cualquier repentina volatilidad cuando ésta aparezca. 

Hemos reducido con éxito nuestra exposición a los activos de riesgo en nuestras carteras en enero y febrero, y nuestra creciente exposición al oro, que presenta un buen rendimiento en tiempos de incertidumbre, ha sido una gran ayuda tanto en la caída como en la reciente recuperación. A medida que los mercados avanzan en este 2020, nuestras carteras priorizan las áreas de inversión que no solo cuentan con una valoración atractiva, sino que también se pueden beneficiar más que los demás tanto de la recuperación económica como del apoyo de los bancos centrales y de los gobiernos nacionales.

 

Descargar el artículo completo